Samstag, 9. Februar 2008

Der Himmel über Berlin

.
La paleta de un pintor haría las delicias de estos cielos berlineses capaces de mostrar los matices más imprevisibles. No sólo seduce esta ciudad por conservar sus calles, tiendas y casas una fisonomía tan al margen de las demás, rasgo éste que a buen seguro terminará por desaparecer con el paso de los años, con la uniformidad implacable que da siempre el dinero, sino sobre todo por esa luz tan extremadamente inconfundible. En Madrid he visto cielos parecidos, de una profundidad semejante. En Buenos Aires lo mismo.
.
Sin embargo, a diferencia de las demás ciudades, Berlín es capaz de ofrecerte en una misma semana una terrible tarde de invierno, sacudida por el viento más infernal y, acto seguido, una estupenda mañana de sol acompañada por el escándalo de un ejército de pájaros, tal es el revuelo que arman. Ciertamente, en Europa existen hoy pocas ciudades tan verdes como ésta.
.
Aquí no hay solución de continuidad. Cada nuevo día es un estreno total. Presumo que de haberme asentado en este país para siempre, habría desarrollado la misma habilidad orgullosa que muestran sus habitantes a la hora de interpretar los idus de este cielo tan romano. Me hubiera encantado observar su inmensidad de un vistazo para terminar diciendo, sin asomo de duda: "mañana nevará". Y, por supuesto, habría nevado; tal como sucedió en la foto.

Kommentare:

Freia hat gesagt…

Cada vez que entro en este blog y leo tus crónicas berlinesas, una punzada de envidia insana me sacude siempre. Poder pasear y empaparme un poquito de esa ciudad, tu ciudad, es una de mis peor llevadas asignaturas pendientes (quizá sólo comparable a mi añoranza, sin conocerla, de Nueva York).
Menos mal que gracias también a tus descripciones, a tus sensaciones, a tus pinceladas, pudo paliar en parte el deseo incumplido. ¡Qué contradicción, ¿verdad?!
Si tu otro blog es el de los relatos, éste debería llevar por subtítulo...
Instantáneas
Un abrazo

Freia hat gesagt…

No sabes lo que me ha sorprendido abrir tu blog y ver el subtítulo.
Me alegra que te gustara mi sugerencia. Vielen Dank meine liebe Mega.

Mega hat gesagt…

Decidí robarte la idea, Freia.

;-)

AROA hat gesagt…

jo! no conozco Berlín. Y María (la del vestido a rayas) se quedó enamorada de la ciudad... Viví en Alemania, he ido mil veces y no conozco ni Berlín ni su cielo... Y me ha dado tanta envidia esta entrada, que lo he prefijado como próximo destino cercano...

Te mando un abrazo Mega
entonces... allí te quedas?

Aroa

Mega hat gesagt…

Ya me gustaría a mí. Pienso volver siempre que pueda, eso lo tengo claro.

Cuando visites la ciudad, seguro que te gusta. A mí, de momento, no me ha defraudado lo más mínimo.

Abrazos

María hat gesagt…

agh, agh...der unglaubliche Himmel über Berlin...y esa antenita de la televisión desafiando las nubes...
como a Freia a mi también me da envidia insana estas instantáneas berlinesas...

suspiro
suspiro

animo a Freia y a Aroa a que aprueben esa asignatura pendiente...que Berlín siempre es una buena idea

verdad Mega?
un abrazo

Mega hat gesagt…

Verdad, María. Sin duda echaré de menos todo esto.

Un abrazo a todas.

Recaredo Veredas hat gesagt…

Bonita descripción celeste. Saludos.


Mi primer premio... ¡Qué ilusión!