Freitag, 27. Juni 2008

Mi brújula

...
...
Ayer fui a ver a mi abuelo, un anciano de 92 años con la cabeza poblada de canas, algún que otro pájaro y sueños con una antigüedad de 30, 50 y hasta 70 años. Su memoria también ha llegado a la vejez. Siempre que estoy con él termina por contarme alguna historia en la que aparece mi abuela, a quien ambos solíamos adorar. Ayer, precisamente, le mostré un libro que iba yo leyendo. Para no perder la página le había puesto un lápiz, como suelo hacer siempre. Por ese motivo mis lecturas tienen un no sé qué de bocadillo de salchicha de Frankfurt. Él, como era de prever, no pudo dejar de notarlo. En cuanto lo vio, y sin mediar palabra, empezó a recortar una cartulina que tenía cerca de sí, sobre la mesa. Ahora ya tengo brújula. Desde luego, soy la nieta con punto de lectura más afortunada.
...
....

Kommentare:

Freia hat gesagt…

Mega, ¡qué hermosura de texto... y de abuelo! ¡Qué mejor brújula!

Mega hat gesagt…

Freia, no sé si se aprecia tras el escaneo, pero él recortó el punto dándole la forma de una flecha...

¿No es un primor?
Besos

Freia hat gesagt…

Ahora, al fijarme es verdad que tiene forma de flecha.
A mí me ha encantado especialmente Der grüne Punkt. Porque tu brújula se ha preocupado de que la flecha de tu brújula sea reciclable, que es un poco como decir eterna.

Mega hat gesagt…

Jaja, Freia. Yo también había pensado en algo parecido. El mismo símbolo de reciclaje que mencionas sería, para mí, la brújula, con las dos flechas yuxtapuestas que estarían indicando el propio baile de las agujas... Su movimiento continuo.

He decidido escanearla de nuevo para que se viera mejor... Esta vez aparece al natural, sin colores añadidos. ;-D

NáN hat gesagt…

Y que lo digas, Mega. Una dirección para siempre.

Mega hat gesagt…

Prometo no perderla, Nán.
Un beso

María a rayas hat gesagt…

ay estos abuelos...cuanta sabiduría dentro...
qué bonito Mega!! eso sí que es una señal bonita (y no la lista de la compra que es lo que tengo yo ahora de señal en el libro...;)

besos

Mega hat gesagt…

Jaja, María. Me da en la nariz que tu punto de lectura es más bien un recordatorio; a lo mejor, si la compra se revela sublime, hasta logras convertirlo en un bello recuerdo... ;-)
Besos


Mi primer premio... ¡Qué ilusión!